46. Encolado del diapasón

Encolado-diapason-guitarra

El 30 de julio pegué el diapasón de ébano en la guitarra. Era una de las partes que pensaba que me iban a costar más, porque el mástil de mi guitarra tiene una inclinación de 1,5mm desde el traste 12 hasta el hueso de la cejuela. Esta inclinación del mástil se le da a la solera, aunque algunos guitarreros optan por hacer el mástil completamente en línea con la tapa. Yo pensaba darle esa misma inclinación, para pegar el diapasón al mango, quitando material de debajo del diapasón, de la zona de los trastes 12 al 19 con lija de grano grueso. Tenía mis reservas sobre cómo hacer para que quedara completamente recto ya que la lija produce pequeños «abombamientos» en la madera y es muy difícil de regular y conseguir una pendiente recta de unas pocas décimas de milímetro de altura. Gracias a una muy fructífera conversación con el maestro guitarrero Pablo Requena, donde también me dio consejos sobre afilado de las cuchillas, de la rasqueta de carpintero y sobre cómo poner los filetes y cenefas. Además,  me comentó que el material de esa zona del diapasón era más seguro y efectivo quitarlo con el cepillo de contrahilo bien afilado.

Por cierto, el ébano es una madera muy dura y densa, no flota en agua, así que hay que trabajarla con las herramientas muy afiladas. Cuando las virutas caen a la mesa hacen un ruido que parecen limaduras de hierro. ¡Qué contraste con la ligereza de la madera de cedro del mango!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *