Érase una vez…

Diecinueve de febrero de dos mil diez. En la intimidad de mi salón con todas las luces apagadas y como única luz las últimos destellos del sol despidiendo el día, acabo de escuchar “Érase una vez un poderoso Rovilegio”, el disco de música y cuentos que hemos ideado con nuestro querido Rovi. Me he quedado removida, emocionada, satisfecha, intensamente agradecida. Recordando todos los momentos que nos han conducido sin saberlo a la creación de este CD. Rovi, referencia siempre cercana en nuestro corazón. Los años pasados en Granada. Los comienzos en Málaga. Recordando el día de la grabación, que fue uno de los días más fríos de este invierno que se nos ofrece tropical aquí en la costa.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *